Saturday, September 09, 2006

Amnistía internacional



Detenidos en Guantánamo: Más de cuatro años sin justicia

¡Actúa!

Escribe al presidente de Estados Unidos George W. Bush expresando tu satisfacción por el hecho de que haya indicado en sus declaraciones que desea cerrar el centro de detención de la bahía de Guantánamo, y aprémiale a que lo haga con urgencia. Pídele que garantice que todos los detenidos serán o bien puestos en libertad con plenas salvaguardias de protección o bien sometidos a un proceso ordinario en los tribunales estadounidenses, con las debidas garantías procesales.

Puedes copiar y pegar esta carta modelo a un correo electrónico o a un documento que imprimas. Si tienes previsto escribir tu propia carta, consulta nuestra guía de redacción de cartas (formato PDF).

Tratamiento: Dear Mr President / Sr. Presidente

Por favor, dinos si has realizado esta acción

Envía los llamamientos a:

George W. Bush
The President
The White House
1600 Pennsylvania Avenue
Washington DC 20500
EE. UU.

Fax: +1 202 456 2461

Correo electrónico: president@whitehouse.gov
Esta dirección funciona de manera irregular, y en ocasiones no está disponible. Página de correo-E.: http://www.whitehouse.gov/webmail


Señor Presidente:

Han pasado ya más de cuatro años desde que los primeros detenidos fueron trasladados al centro de detención de la base naval de Estados Unidos en la bahía de Guantánamo, Cuba. Más de 400 se encuentran aún recluidos allí de forma indefinida, hecho que causa profundo sufrimiento a estas personas y a sus familiares, así como considerable daño a la reputación de su país.

Me alegra que haya indicado recientemente que está dispuesto a cerrar el centro de detención de Guantánamo. Le pido que lo haga con la máxima urgencia, y que se asegure de que se pone en libertad de inmediato a todas las personas detenidas en Guantánamo si no van a ser acusadas y juzgadas de manera plenamente conforme con las normas internacionales de justicia procesal. Le pido encarecidamente que abandone definitivamente las comisiones militares a la luz del fallo pronunciado por la Corte Suprema de Estados Unidos en la causa Hamdan v. Rumsfeld.

Le pido, asimismo encarecidamente, garantías de que se examinarán individualmente las circunstancias de cada detenido que vaya a ser liberado, para evitar que se traslade a una persona a un país donde quede expuesta a sufrir violaciones de derechos humanos.

Le pido también que vele por que la clausura del centro de detención se lleve a cabo siguiendo al menos las normas descritas en el marco para cerrar Guantánamo (A framework for closing Guantánamo) que le remitió Amnistía Internacional en junio del 2006. Con relación a este punto, le pido que se asegure de que la clausura del centro no conduce a la transferencia de violaciones de derechos humanos a otro lugar, y de que se respetan plenamente los derechos humanos de todas las personas bajo custodia estadounidense, dondequiera que se hallen recluidas.

No olvido sus reiteradas afirmaciones de que el gobierno estadounidense mantiene su compromiso de respaldar “las demandas no negociables de la dignidad humana”, entre ellas el imperio de la ley. Insto al Señor Presidente a que haga realidad esas palabras para todas las personas bajo custodia estadounidense y para sus familiares.



Atentamente,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home